Estudiantes de postgrado trabajando

Ordenación académica, grados, másteres, enseñanzas propias y doctorado

Desde tiempos inmemoriales, las universidades ejercen como generadoras y transmisoras de conocimiento y, por lo tanto, a nadie le sorprenderá que afirme que desde la URJC tenemos que hacer todo lo que esté en nuestras manos para impartir una enseñanza de calidad para nuestros más de 45000 estudiantes. 

Debemos aspirar a una formación que contemple la adquisición de conocimiento, capacidades y habilidades; una formación que combine la dimensión académica y profesional; una formación que permita el desarrollo del pensamiento crítico y que promueva valores éticos, solidarios e inclusivos; una formación dinámica y diversa que enseñe a aprender; una formación, en definitiva, que asegure que nuestros estudiantes y nuestros egresados estén en unas condiciones idóneas para afrontar su futuro profesional y personal, contribuyendo así a que puedan mejorar la sociedad a la que todos servimos. Siempre creímos que, para lograrlo, era necesario conjugar dos elementos básicos.

El primero era contar con docentes de experiencia contrastada, expertos y generadores de conocimiento en sus ámbitos docentes acostumbrados a trabajar en entornos multidisciplinares e internacionales. Este es un activo con el que afortunadamente contábamos y hemos hecho todo lo posible para protegerlo, hacerlo crecer y reconocer su esfuerzo. 

El segundo elemento consistía en reforzar los mecanismos de ordenación y coordinación académica, apostando por una mayor digitalización y diversidad de herramientas docentes, recogiendo más y mejor información que nos permitiera analizar nuestras fortalezas y necesidades, implementando mejoras progresivas en nuestros títulos de grado e impulsando nuestros estudios de posgrado y, por último, diseñando y adaptando nuestra oferta docente de forma que combinásemos la excelencia académica con las necesidades de la sociedad del conocimiento.

La URJC tiene que garantizar que tanto ahora como en el futuro vamos a impartir una formación integral con una vocación de excelencia, internacionalización y universalidad.

A este objetivo debemos dedicar todo nuestro esfuerzo.

 

Creo sinceramente que en los últimos cuatro años el progreso y el esfuerzo que la URJC ha realizado por reforzar los mecanismos de ordenación académica, la mejora de los títulos de grado y la reestructuración de sus estudios de posgrado han sido notables y me gustaría compartir algunos de ellos con vosotros. 

Puesta en marcha de la Comisión de Coordinación Académica

Hemos creado y puesto en marcha la “Comisión de Coordinación Académica”.

El objetivo perseguido con la creación de este órgano, en el que están presentes tanto vicerrectores como los decanos y los directores de todas nuestras facultades y escuelas, es la coordinación de la programación académica de las titulaciones de Grado, Máster y Doctorado impartidas en la Universidad Rey Juan Carlos, asegurándonos de que las voces y sensibilidades de las distintas facultades y escuelas son oídas y promoviendo la coordinación, la excelencia académica, el servicio social y la satisfacción de necesidades estratégicas de nuestra oferta docente.

Implantación de nuevas titulaciones

Hemos implantado más de 10 nuevas titulaciones (en todos los campus) alineadas tanto con los planes de desarrollo científico europeos, estatales y autonómicos, como con el plan estratégico de la propia URJC, teniendo en cuenta la multidisciplinariedad de nuestra universidad y escuchando siempre a las distintas facultades.

Impulso a la innovación docente

Hemos impulsado la innovación docente, poniendo en marcha la “Semana de innovación docente en la URJC”, el “Banco de buenas prácticas docentes” y el “Plan general de innovación docente”. 

El Banco de Buenas Prácticas docentes ha sido premiado en los XII premios madri+d a la Calidad Universitaria.

Reforzado el Sistema Interno de Garantía de Calidad

Hemos reforzado nuestros mecanismos de calidad y seguimiento, promoviendo que, además de las evaluaciones establecidas por la ANECA, nuestras titulaciones sean evaluadas para obtener sellos de excelencia, con el apoyo del Servicio de Calidad Docente.

Nuevo reglamento marco de TFG

Hemos redactado un nuevo reglamento marco del TFG que facilita los trámites, dota de mayor flexibilidad a los centros y hace que las defensas sean más dinámicas.

Mejoras en ordenación académica

Hemos mejorado, tal y como detallaba en el post dedicado a los estudiantes, la ordenación de los títulos de grado: 

  • habilitando la optatividad
  • incrementando el catálogo de empresas en las que los estudiantes pueden realizar sus prácticas
  • actualizando las actividades de la asignatura RAC y
  • reforzando el catálogo de cursos cero.  
Digitalización de procedimientos de gestión de ordenación académica

Hemos llevado a cabo un gran esfuerzo para la digitalización de los procedimientos de gestión de ordenación académica, incluyendo asignación de la docencia (plataforma de recursos docentes), las reservas de espacios y software, o la evaluación de los estudiantes mentores por parte de los Coordinadores de Grado (plataforma mentoring). 

Plan de incorporación de las actividades docentes a la actividad ordinaria del profesorado

Hemos elaborado, aprobado y puesto en marcha un Plan de incorporación de las actividades docentes a la actividad ordinaria del profesorado.

Este plan ha establecido mecanismos para la incorporación paulatina de la docencia de máster y de la dirección de TFGs y TFMs a la carga docente de cada profesor, lo que ha supuesto una descarga agregada de más de 10.000 horas (más de 5.000 en el último año), abriendo la puerta a la contratación (consolidación) de medio centenar de nuevos profesores 

Disminución del tamaño de los grupos de grado

Hemos modulado el número de plazas ofertadas en nuestros estudios, con el objetivo de disminuir el tamaño del grupo de nuestros estudios de grado y aumentar el número de estudiantes en los estudios oficiales de posgrado. 

La disminución del tamaño de nuestros grupos de grado permitirá una atención más personalizada a nuestros estudiantes y facilitará la implementación de nuevas metodologías docentes.

El refuerzo de la oferta de másteres de calidad (universitarios, habilitantes e interuniversitarios) permitirá impulsar nuestra formación de posgrado, respondiendo mejor a las necesidades sociales y consiguiendo que la URJC tenga un mayor equilibrio entre estudiantes de grado y de posgrado.   

Difusión de nuestra oferta académica

Hemos mantenido nuestra apuesta por la difusión de nuestros estudios de grado y hemos incrementado muy significativamente los recursos para promocionar y difundir también nuestros estudios de posgrado. 

Hemos retomado nuestra pertenencia a diferentes redes nacionales e internacionales de posgrado y hemos realizado un esfuerzo económico y humano para la difusión y promoción de nuestra oferta de postgrado, incluyendo medios de comunicación, ferias y eventos educativos y portales de información y orientación. 

Estructura de la EMO

Hemos impulsado el fortalecimiento y reorganización de la estructura de la Escuela de Másteres Oficiales con el objetivo de prestar un mejor servicio, asumir y mejorar los procedimientos administrativos, así como mejorar la atención al profesorado y a los estudiantes.  

Esta reorganización ha incluido la incorporación de personal de administración y servicios y la puesta en marcha de una Subdirección de Calidad y una Subdirección de Promoción e Internacionalización. 

Organización, gestión y docencia de máster en la URJC.

Hemos elaborado un nuevo marco normativo para la organización, gestión y docencia de máster en la URJC.

Entre otros, destacan la aprobación de cuatro nuevos reglamentos para:

  • la “Escuela de Másteres Oficiales”
  • la “Matrícula y Permanencia de Másteres”